REFLEXIONES SOBRE LA RESPIRACIÓN EN LA ENSEÑANZA DEL CLARINETE. Parte 1.

Hablar de la respiración en la clase de instrumento puede ser una tarea muy fácil… o muy difícil… ¿De qué depende?

En mi experiencia, he tenido alumnos para los cuales el tema de la respiración ha sido algo espontáneo y natural, mientras que para otros, por distintos motivos, ha sido un tema en el que hemos tenido que trabajar profundamente.

Los hábitos respiratorios los hábitos posturales, forman parte de la intimidad de las personas: son expresiones físicas de su estado interno. Es por eso que trabajarlos en la clase de instrumento tiene que ser hecho con tacto y habilidad, ya que “entrometerse” en la respiración y la postura es “entrometerse” en la proyección de lo que uno es.

Dicho esto y en términos generales, creo que el trabajo respiratorio varía enormemente dependiendo del momento de los estudios en los que se encuentra el alumno. La importancia es la misma, la manera de profundizar es otra.

En los alumnos principiantes trabajo la respiración sobre todo fuera del instrumento mediante juegos, ejercicios y actividades de carácter totalmente lúdico, que relaciono con conceptos y hábitos que se trabajarán más adelante en el instrumento.

Este trabajo distendido, pero de profunda observación para el profesor, es una herramienta extraordinaria  para una posterior orientación y evaluación de su desarrollo. Y al partir del juego y de la experiencia personal, y no de una orden externa, respeta la manera de ser y de hacer del niño.

11148541_10203933583526582_5589093407976622084_oP2190361

Ya con el instrumento, con los principiantes hablo de la respiración con un vocabulario muy básico y “poco técnico”: “sopla más, sopla menos, sopla más rápido, más lento, imagina que…”, introduciendo el vocabulario más específico de la respiración poco a poco para centrarnos en este estadio en el manejo elemental del clarinete. Y por supuesto, esta orientación es totalmente individualizada, teniendo en cuenta esa observación anterior en el contexto del juego sin el instrumento.

Los “problemas” con la respiración empiezan por lo general algo más tarde y tienen diversas causas sobre las que hace falta indagar para encontrar la mejor salida posible: una respiración libre y adecuada para la persona, para el instrumento y para la música.

Una posible causa de “problemas” con la respiración puede ser la desmotivación o la dedicación insuficiente: lo notaremos por la actitud corporal, el cansancio excesivo, etc.

A veces, con toda la buena intención, los profesores de instrumento de viento damos demasiadas explicaciones y conducimos al alumno, sin querer, a un caos respiratorio que podríamos haber evitado yendo más despacio, paso a paso, respondiendo a las necesidades reales de la persona que tenemos delante y queriendo correr más de lo necesario.

También se encuentran con problemas de respiración alumnos excelentes, siendo su dificultad fruto un exceso de responsabilidad y una mala gestión del estrés por los resultados deseados. Es sabido que la tensión y el estrés repercute directamente en nuestra postura y nuestra manera de respirar.

Además, las dificultades con la respiración a menudo van ligadas a otros problemas: embocadura, articulación, sujeción del instrumento, postura, tensiones en cuello, hombros, brazos y manos, exceso o falta de tono en la musculatura respiratoria, etc. Y todos estos problemas pueden tener una base simplemente física o también psicosomática.

Muchas veces es bien difícil saber dónde empieza y dónde termina una dificultad derivada de la respiración, ya que el problema es de coordinación de dos o más elementos y nunca de uno solo.

Poco a poco, a medida que el alumno avanza, trato de relacionar la respiración con acciones comunes. Continúo con un vocabulario no técnico, siendo el punto de interés el resultado sonoro y el darse cuenta de reacciones y sensaciones del propio cuerpo y su influencia en la sonoridad del clarinete. El “ensayo-error” también es necesario cuando hablamos de respiración en el clarinete.

sistemarespiratoriook

De este modo sigo realmente la evolución individual de cada alumno, llegando al vocabulario básico referente al aparato respiratorio, la musculatura y su localización a partir de su propia experiencia y de las necesidades que se le van presentando.

El nivel va subiendo y necesito encarar el trabajo respiratorio desde dos extremos: la introspección y la acción.

La introspección trata de observar la propia respiración, aceptarla y dejarla fluir libremente. El objetivo de este autoconocimiento es tener una base fiable a la que acudir ante cualquier duda. A esta auto-observación le añado el descubrimiento de las zonas elásticas del cuerpo implicadas en la respiración natural  mediante estiramientos, posturas concretas y otros ejercicios. “Reconocerse” en la propia respiración ayuda a la parte psicológica y física del aprendizaje instrumental.

La acción trata de conseguir efectos concretos mediante ejercicios de soplo. El objetivo es entrenar la musculatura respiratoria (inspiratoria y espiratoria) de una manera “deportiva”, atendiendo a la parte más física del trabajo instrumental.

Si queréis saber más sobre mi trabajo específico sobre la respiración, podéis echar un vistazo a http://respiracionparamusicos.wordpress.com

¡Gracias por leer!

Cecilia

6 respuestas para “REFLEXIONES SOBRE LA RESPIRACIÓN EN LA ENSEÑANZA DEL CLARINETE. Parte 1.”

  1. hola
    Me interesa lo del curso de respiración pero me queda muy difícil asistir ya que soy de Colombia

    seria bueno si puedes poner unos ejercicios e un vídeo

    gracias

    Eduard avila

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s