RECORDANDO A ERNST OTTENSAMER

Hace unas semanas, visitando a mis padres en Tarragona y aprovechando un descanso de nuestra excursión al “Pas de barca” del Ebro en Miravet, se me ocurrió chequear mi facebook en el móvil… A través de un antiguo colega de mis estudios en Viena, leí esta triste noticia

Al principio creí que se trataría de un error, pero, inquieta, seguí la noticia y vi que era cierto: Ernst Ottensamer había fallecido… Entré en un estado de tristeza profunda, no sólo por su pronta pérdida, sino por imaginar el vacío que había creado en su entorno más cercano y otros tantos espacios, a los que yo me siento ligada de un modo u otro, ya sea personal, espiritual o musicalmente.

Ernst Ottensamer es un referente para mi desde la primera adolescencia. Le escuché por primera vez en una de mis clases en Valencia con José V. Herrera. Obertura de “El Barón gitano” de Johann Strauss. Concierto de año nuevo 1992. Dirigía Carlos Kleiber.

Adquirí su versión del concierto de clarinete de Mozart en Naxos y luego en Phillips, dirigido por Sir Colin Davis. Siempre fue un ejemplo su típico y bello sonido de clarinete “vienés”, un ingrediente que se añadió para agrandar mi deseo de estudiar en la capital austriaca.

Además de su faceta de solista de la orquesta de la Ópera y de la Filarmónica de Viena, Ernst Ottensamer era profesor en la Universidad de Música de Viena, donde estudié y donde siguió siendo un referente, pese a no ser directamente mi profesor. Muchos de sus alumnos eran mis compañeros en las clases de orquesta, música de cámara, historia de la música… y él mismo estuvo en el jurado de mi examen de diploma.

copy-cropped-kunst.jpg

Al final de mis estudios allí, coincidiendo durante un semestre, unos niños entraron en la clase de clarinete de la Universidad. Eran Daniel y Andreas. ¡Quien iba a decir que en unos años se convertirían en figuras del mundo del clarinete a la par que su padre!

Por lo visto, en noviembre de 2016, Ernst Ottensamer solicitó una baja por motivos de salud, a causa de la gran carga que suponía su plaza como profesor en la Universidad, su plaza de miembro de la orquesta de la Ópera de Viena y de la Filarmónica, así como también su actividad camerística, y que se le había concedido hasta el 30 de septiembre de 2017. Durante esta pausa sufrió un infarto y falleció el pasado 22 de julio de 2017. (fuente)

Más datos sobre su biografía pueden encontrarse ampliamente en internet con una sencilla búsqueda. No es mi intención darlos aquí.

Nada más quiero aportar mi granito de arena dedicándole este pequeño recordatorio y expresar mi tristeza por su pérdida, así como un sentimiento de agradecimiento desde la distancia, por lo que ha aportado de inspiración y motivación en mi relación con la música y el clarinete.

Danke!

20728003_10156442317718561_747864682219100717_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s