CONVERSACIONES CON… SANTIAGO COMESAÑA ÁLVAREZ

En este mes de mayo, y habiendo faltado a mi cita de abril, os presento la siguiente de las “Conversaciones con…”. En esta ocasión conversamos con Santiago Comesaña, clarinetista gallego, profesor en el Conservatorio de Ourense, y con mucho que aportar al mundo del clarinete, en especial a la enseñanza, a través de la edición de partituras.

Conocí a Santiago en el ClarinetFest de Madrid, en 2015. Enseguida me llamó la atención que una editorial “del país” tuviera una oferta tan amplia dedicada al clarinete, y en concreto a la enseñanza.

Recuerdo que las partituras que compré fueron los “Caprichos para clarinete solo” de Stadler y el álbum “Short Clarinet Pieces”, del que ya he hablado en otro de mis post. Pero mucho más se quedó en el tintero, como el “Álbum de Clari“, dedicado al repertorio de los más pequeños, cuadernos de escalas… todo editado con mucho gusto y con vistas a ser un material práctico para el estudio, ya que tanto los cambios de página como la calidad de la impresión hacen que sea fácil y cómodo de leer.

Vamos allá.

12832378_1543803195949703_9149531685472507219_n

 

Nombre completo: Santiago Comesaña Álvarez

Fecha de nacimiento: 25.10.1980

Lugar de nacimiento: Vigo (Pontevedra)

 

 

 

¿Puedes hablarnos de tus inicios en la música y en especial con el clarinete? ¿Qué personas fueron decisivas para ti en esta primera etapa?

Como muchos niños de diez años por aquel entonces, mi primer contacto con la música fue gracias a la Banda de mi pueblo. Recuerdo como si fuese hoy mismo que un día de verano un grupo de personas se acercaron hasta mi casa para presentarnos el proyecto de la futura Escuela de música. Una vez finalizada la presentación del proyecto cogí el secador de pelo del baño y me puse “a tocar” el saxofón.

Como mi abuelo había sido trombonista en el ejército y músico aficionado en varias bandas populares, creo que eso también influyó para decidirme a probar un instrumento. Tal vez el saxofón era mi primera opción, la verdad es que no lo recuerdo, pero al ir a la escuela no me dieron muchas opciones ya que necesitaban clarinetes. Allí alguien me comentó que si llegaba a ser un buen clarinetista podría ser un buen saxofonista, pero no al revés, así que me imagino que ese fue el último empujoncito que necesitaba para decantarme definitivamente por el clarinete.

 

¿Cómo, cuándo, de qué manera te diste cuenta de que te dedicarías a la música? ¿Fue algo premeditado o más bien te dejaste llevar?

Digamos que me dejé llevar. Comencé mi primera etapa de aprendizaje en la escuela de música de la Agrupación Musical Atlántida de Matamá. No tenía realmente claro hasta dónde llegaría, ya que muchos de mis compañeros acababan abandonando la música por el solfeo (hacíamos un año de preparatorio de lenguaje musical y después se elegía el instrumento).

Una vez superado ese primer “obstáculo para muchos”, empecé con las clases de clarinete. Recuerdo que mi profesor me tuvo un mes haciendo sonidos largos con la boquilla y el barrilete. Yo estaba loco por empezar a tocar alguna nota, pero he de decir que gracias a eso forjé una embocadura estable y todo fue mucho más fácil en mi aprendizaje con el instrumento.

Después de un par de años en la escuela y la banda de música, decidí hacer la prueba de acceso al conservatorio y fue inmerso en aquel ambiente musical donde me di cuenta de que eso era lo a que me quería dedicar en un futuro.

¿Quién ha marcado para bien tu etapa formativa?

La verdad es que tanto en la Escuela de mi banda como en el Conservatorio de Vigo he tenido la posibilidad de aprender con varios profesores y cada uno de ellos ha aportado aspectos positivos a mi carrera formativa, pero quien más me ha marcado y ayudado ha sido Roberto Noche.

Además de esta formación, he asistido a diversos cursos que me han dado da la posibilidad de conocer a diferentes profesionales del clarinete. Uno de esos cursos que destacaría fue en Castellón, organizado por la Fundación La Caixa con Lorenzo Coppola, Gili Rinot y Carles Riera. Y lo destaco por el buen ambiente musical y la oportunidad de hacer música de cámara con el resto de compañeros.

También he asistido a varios cursos con Joan Enric Lluna, Vicente Alberola, Walter Boeykens, Vienna Clarinet Conection, Wenzel Fuchs… con los que me he enriquecido musicalmente.

 

¿Cómo fue tu profesionalización? ¿Tenías pensado qué camino seguir (conciertos, orquesta, enseñanza…) o fuiste optando a lo que se iba presentando?

Pues la verdad es que he ido optando un poco a lo que se me ofrecía en cada momento, aunque me he dedicado a dar clases de clarinete desde que estudiaba el Grado Medio de LOGSE en el Conservatorio, hace ya 18 años.

También he sido miembro de la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia, finalista en Juventudes Musicales de España (en la edición de solistas y en música de cámara), pero lo que más me gustaba, y todavía me fascina, era la faceta de docente y especialmente la música de cámara.

 

Eres profesor en el CMUS de Ourense. ¿Qué preparación previa hiciste? ¿Qué podrías decirnos del sistema actual de oposición a Conservatorio?

Aparte de mi experiencia como profesor de clarinete en la Escuela de música de la banda de mi pueblo, en cuanto se convocaron las oposiciones me apunté a una academia para preparar las unidades y la programación didáctica. Al mismo tiempo elaboré mis propios temarios con muchísimo esfuerzo, ya que prácticamente toda la bibliografía que he utilizado estaba en inglés, como los libros de Albert Rice, Colin Lawson, Eric Hoeprich, etc. Di mucha importancia al apartado de los temas debido al gran peso que tenía en la nota final de la oposición (suponían un 40%). Al mismo tiempo, me parecía una buena forma de diferenciarse de otros candidatos. En cuanto al programa de concierto preparé obras de Johann Stamitz, Brahms, Debussy, Brotons y Stravinsky.

El actual sistema de oposiciones es cierto que tiene varias carencias, pero la fundamental en mi opinión es que una de las pruebas no consista en dar una clase a un alumno. Es evidente que un aspirante tiene que dominar perfectamente su instrumento, la historia y el análisis entre otros aspectos, pero no podemos obviar que si superamos dicha prueba, nuestro principal trabajo diario consistirá en dar clase a niños, y ahí no todo el mundo es válido, al margen de lo buen músico que uno pueda ser.

Además de tu faceta docente, has editado varios libros, métodos, obras y recopilatorios para clarinete. ¿Cómo surgió esta idea? ¿Cómo la llevaste y la estás llevando a cabo?

Sobre el año 2009 comencé a introducirme en el mundo de la edición de partituras. De ese primer contacto nació mi primer trabajo publicado en el año 2010, el libro “Cuaderno de Escalas”, en el cual había trabajado codo con codo con Nicanor Domínguez Cid, colega del Conservatorio. Por aquel entonces yo no dominaba ningún programa de edición musical y Nicanor tenía experiencia de más de veinte años. Poco a poco me fue enseñando el funcionamiento del programa de edición Sibelius y mis primeros trabajos los realicé como herramienta didáctica, ya que comencé editando la parte de piano del Concierto op. 36 de Krommer para que mis alumnos pudiesen estudiar el primer movimiento a diferentes tempos y con una buena base armónica y rítmica. Posterior a este trabajo llegaron Mercadante, Stamitz y Weber, y así llevo casi nueve años de manera continuada.

Actualmente edito con la editorial Armonía Universal, cuyo dueño es compañero de flauta en el CMUS de Ourense (Carlos Núñez Deza), y ambos hemos diseñado la colección Selected Clarinet Music. Durante mi etapa como estudiante y después como profesor, he invertido bastante dinero en partituras nada baratas con las que no estaba del todo satisfecho con su edición. Por ello, mi idea principal con esta Colección es ofrecer un producto final con una muy buena relación calidad de edición – precio, es decir, hacer un producto de calidad y asumible por la gran parte de estudiantes de clarinete tanto de Escuelas de música como de Conservatorios. Como cada libro de la colección consta de una media de 4 ó 5 obras y su precio ronda los 30€, estaríamos hablando en torno a unos 6€ por obra.

Otro de los objetivos de la colección Selected Clarinet Music es que cada alumno, adquiriendo un libro por curso, pueda finalizar el grado profesional teniendo la literatura principal de nuestro instrumento por un precio más que razonable. Y en este campo tengo que reconocer que todavía tenemos mucho que recorrer en España, ya que son demasiadas las personas que no valoran la importancia de tener libros originales y en nuestro día a día seguimos tendiendo más a la fotocopia. Aunque confío y espero que esto cambie en un futuro no muy lejano.

¿Cómo se ve el panorama musical de España desde Galicia? ¿Cómo lo ves tú, musicalmente o clarinetísticamente hablando?

Pues desgraciadamente muy similar a lo que se puede ver desde cualquier comunidad autónoma – con pequeñas excepciones -. Quizás lo que más pena me da es ver tantísimo talento y ninguna oferta de empleo para toda esta generación que está muy bien formada, al igual que ocurre con otras muchas titulaciones que nada tienen que ver con lo que nos ocupa pero que por desgracia sufren el mismo proceso.

Creo que desde el Gobierno no se fomenta el estudio de las Artes y Humanidades, como si fuesen secundarias, y así nos luce el pelo. Pero como suelo decir, cada uno tendremos que aportar todo lo que hemos aprendido a lo largo de los años y ponerlo en práctica en nuestro círculo más cercano, y poco a poco se irán notando los resultados, estoy convencido.

¿Algún proyecto que quieras compartir con nosotros aquí?

Actualmente sigo trabajando en mi colección “Selected Clarinet Music” y también estoy muy comprometido e ilusionado como organizador del Concurso de Clarinete “Cidade de Ourense”, del cual se ha celebrado recientemente la tercera edición en la que se han presentado clarinetistas de un gran nivel. La intención es que el Concurso siga evolucionando y creciendo con el tiempo y algún día poder llegar a celebrar un mini Congreso con conciertos, conferencias y masterclass. Así que, si el próximo año en la cuarta edición lo consigo, estaréis todos invitados a participar.

16730660_1735232250140129_5274969121725969329_n

Muchas gracias por la entrevista.

Muchísimas gracias a ti, Santiago, por todo tu trabajo y dedicación, que hace que otros profesionales que nos dedicamos a la enseñanza del clarinete tengamos unas herramientas de esta calidad.

¡Gracias a todos por leer!

¡Hasta la próxima!

Cecilia

Anuncios

One Reply to “CONVERSACIONES CON… SANTIAGO COMESAÑA ÁLVAREZ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s